Artículos del blog de Sildavia Viajes sobre maldivas

Hace unos 1800 años, los comerciantes árabes dieron a las Maldivas un apodo que sigue siendo relevante para este día: las ‘Islas del dinero’. En aquel entonces, las abundantes conchas de cauri ( boli ) del archipiélago eran una poderosa moneda internacional, y estas islas paradisíacas se han convertido en un patio de recreo para los ricos y aún más ricos.

Para muchos, los resorts de lujo de clase mundial siguen siendo la principal atracción, aunque sus islas son como un tesoro elaborado con los mejores materiales: arenas de oro blanco con un borde color turquesa, aguas cristalinas y puestas de sol centelleantes enmarcadas por una cortina de palmeras. Cada segundo pasado aquí es un momento de belleza espectacular.

Maldivas es el país más bajo del mundo en términos de elevación y, por lo tanto, primero en la línea de tiro del cambio climático, lo que hace que sus maravillas naturales parezcan aún más valiosas, especialmente cuando conoces la vida silvestre. Observadores entusiastas, buceadores y submanrinistas del todo el mundo van a las islas Maldivas para disfrutar de una de las mejores faunas marinas del mundo, para ver delfines, tortugas marinas, peces de mil colores y tamaños espectaculares, muchas especias de tiburones incluido el gran tiburones ballena y golondrinas de mar blancas, un sorprendente ave marina que no se encuentra en ninguna otra parte salvo en las Maldivas.

Alojarse en un resort de lujo para mimarse 24 horas al día, 7 días a la semana puede ser parte de la experiencia de las Maldivas si dispones de un buen presupuesto pera los tratamientos de spa y las cenas de cinco estrellas, pero eso son solo una parte de la historia. Con presupuestos más normales se puede vivir una maravillaso experiencia en sus playas exóticas pasando las horas haciendo snorkel como si estuvierais sumergidos en la pecera mas bella del mundo.