Todo lo que tienes que ver en Kioto, la antigua capital de Japón

Si viajas a Japón porque quieres empaparte de sus costumbres y tradiciones, tienes que pasar al menos un par de días en Kioto, la antigua capital del país, donde tendrás muchos sitios que visitar y cosas que hacer.

 

Temple-Daigo-ji-Kyoto-Japon-photo-01-760x434

 

Kioto, situada en la parte central de la isla de Honshu, es una de las ciudades japonesas con mayor patrimonio histórico, artístico y arquitectónico. Pasear por sus calles es como viajar en el tiempo dado que, al ser la única ciudad japonesa que no fue bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial, conserva numerosos edificios de gran antigüedad que reflejan la cultura de este país.

Para los que no lo sepáis, Kioto fue capital de Japón durante más de un milenio, albergando, como suele ser habitual, la sede de la corte y demás instituciones públicas, sin embargo, en el año 1868 el emperador Meiji convirtió a Tokio en la capital del país, lo que hizo que la ciudad perdiera parte de su poder administrativo, pero no de su encanto.

A día de hoy, Kioto es una de las ciudades más turísticas del país por todo su legado y sus numerosos atractivos turísticos. De hecho, figura como uno de los sitios “must see” en cualquiera viaje a Japón, porque te muestra la parte más tradicional y auténtica del país.

Por eso a veces resulta difícil saber qué ver en Kioto ya que la oferta es tan amplia que no es fácil decidirse. Para ayudarte, hemos redactado este post en el que te contamos todo lo que tienes que ver en Kioto. ¡Toma nota de todo!

 

El pabellón dorado o Kinkaku Ji, uno de los santuarios más bonitos de Japón

Cualquier lista sobre los lugares que ver en Kioto tiene que empezar con este santuario. El pabellón dorado o Kinkaku Ji es absolutamente espectacular, tanto que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad. La verdad es que viéndolo no nos extraña.

Las dos plantas superiores de este templo zen, construido en el año 1397, están cubiertas de pan de oro. A su alrededor hay un estanque llamado ‘Espejo de agua (Kyoko-chi)’, el cual cuenta con islas, piedras y pinos que simbolizan escenas del budismo. Lo mejor es que los tonos dorados del templo se reflejan sobre el estanque, creando una imagen asombrosa que cautivará tus sentidos.

Al lado de este santuario, se encuentra el templo Ryoanji que fue edificado en el periodo Heian como residencia aristocrática y reconvertido en templo budista zen en 1450. Este monumento destaca por su maravilloso jardín de rocas zen.

 

El barrio Gion, el hogar de las geishas

¿Para qué vamos a negarlo? Cualquier persona que viaje a Japón tiene curiosidad por cruzarse con una geisha para simplemente poder observarlas de cerca. Quizás por esto el barrio de Gion de Kioto es una parada imprescindible en cualquier viaje a Japón. Aunque las geishas, que viven y pasean habitualmente por este conocido barrio, no son su único atractivo, Gion es un laberinto de callejuelas con numerosas tiendas tradicionales que te sorprenderán.

Dedica al menos una tarde a pasear por este barrio en el que te encontrarás con casas de geishas, más conocidas como okiya, donde se entrenan, casas de té (ochaya), a las que las geishas acuden frecuentemente, y numerosas tiendas de productos japoneses como accesorios, tocados, parasoles, dulces, etc…

Si tienes la oportunidad, entra a uno de sus teatros para poder conocer las artes tradicionales japonesas y no quedarte con las ganas de observar a las geishas en plena acción.

 

El santuario Fushimi Inari, famoso por sus miles de “toris”

Otro de los sitios que más te impresionarán cuando visites Kioto es el Santuario Fushimi Inari, uno de los más antiguos del país.

Su seña de identidad son los miles de pórticos “torii”, puertas sintoístas de color rojo, por los que está compuesto y que lo convierten, para muchos, en uno de los santuarios más espectaculares de todo Japón.

Se trata de un santuario dedicado a la deidad Inari, el dios del arroz y patrón de los comerciantes, de hecho, todos los toris que conforman este templo han sido donados por comerciantes que inscriben sus nombres o los de sus negocios en ellos con el objetivo de que Inari vele por su prosperidad.

 

El bosque de bambú de Arashiyama, una estampa inolvidable

Si te gusta la naturaleza, te aseguramos que el bosque de bambú de Arashiyama será lo que más te guste de tu estancia en Kioto. Y es que pasear entre sus cientos de árboles es una experiencia única, sobre todo si viajas a Japón en primavera o en otoño.

Muy cerca del bosque está el pequeño santuario Nanomiya, merece la pena que también te acerques a visitarlo.

 

El castillo de Nijo o Nijo-jo con sus originales suelos

Este castillo-palacio tiene la particularidad de que sus suelos crujen cuando alguien los pisa, lo que antiguamente servía a sus dueños como medida de seguridad, para ser alertados ante visitas inesperadas.

Decorado con mucho gusto y declarado Patrimonio de la Humanidad, este palacio está rodeado de jardines con más de 400 cerezos que lo convierten en uno de los mejores lugares para observar la floración de los cerezos durante el hanami.

 

Otros lugares que merece la pena visitar en Kioto

Aunque acabamos de exponer los lugares que consideramos imprescindibles a la hora de visitar Kioto, hay otros que pueden resultarte interesantes como el templo Ginkaku-ji o pabellón de plata, el templo Kiyomizudera, el templo Sanjusangendo, el santuario Heian o Heian Jingu o la ciudad de Nara, a la cual se puede viajar desde Kioto.

En cualquier caso, recuerda que en Sildavia Viajes contamos con viajes organizados a Japón con los mejores proveedores del destino. ¡Ponte en contacto con nosotros para que te demos los detalles de nuestros itinerarios!

sildavia
93 540 59 21
618 10 81 47
Pide presupuesto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies