Dubái sigue sumando récords: inaugura el hotel más alto del mundo

Dubái es una ciudad de récords, de eso no hay duda alguna, pero a todos los que ya acumula ahora se suma uno más, el del hotel más alto del mundo, con el que pretende saciar, de forma momentánea eso sí, su hambre de récords Guinness.

 

15a

 

El hotel Gevora, el más alto del mundo

Hasta ahora este título lo ostentaba el JW Marriott Marquis, también localizado en Dubái, que obtuvo el reconocimiento en 2012. Sin embargo, este hotel ha pasado a un segundo plano, a ocupar la segunda posición en el ranking, ya que en su misma calle se ha construido un nuevo establecimiento que le supera por un metro en altura y que lo ha desbancado de su puesto en el pódium.

Estamos hablando del hotel Gevora, que se inauguró hace apenas un par de semanas. Con 75 pisos y 356 metros, puede que en altura no se aleje mucho de su antecesor, pero en sofisticación y elegancia, no tiene competidor.

Todos los edificios de Dubái resaltan por su espectacularidad, son construcciones diseñadas para sorprender a los cientos de turistas que cada día viajan a Dubái, pero este en particular tiene algo especial.

Lo primero que llama la atención de él es su color dorado. Te será fácil distinguirlo entre los diferentes edificios que conforman el skyline de Dubái. Edificado en una de las calles más importantes de la ciudad, la Sheikh Zayed Road, en el corazón del distrito financiero dubaití, cuenta con un total de 528 habitaciones, siendo las más pequeñas de 46 m2 y las de mayores dimensiones de 85 m2.

Su arquitectura, diseñada por el famoso grupo Al Atlar, puede parecer demasiado sencilla a simple vista, pero son los detalles los que muestran esa opulencia tan característica de la ciudad de Dubái. Prueba de ello son las puertas giratorias revestidas en oro macizo en la entrada principal del hotel, un elemento decorativo que abruma a los visitantes.

Dispone de cuatro restaurantes, dos de ellos de lujo, así como de diferentes servicios que buscan hacer la vida más cómoda a sus huéspedes, para que solo salgan lo indispensable del hotel, de ahí que cuente con un jacuzzi, gimnasio, spa y una piscina en la azotea que ofrece unas increíbles vistas de la ciudad. Por supuesto, en la azotea también hay un bar para que te puedas tomar algo mientras observas todos los rascacielos y hasta el desierto porque sí, desde este edificio se puede hasta contemplar el desierto que rodea a la ciudad de Dubái.

La tecnología también está presente en el hotel más alto del mundo, como no podía ser de otra manera, tiene instalados ocho ascensores que permiten subir en tan solo 38 segundos sus 75 pisos.

Su construcción ha tardado más de tres años, pero ahora por fin ha sido inaugurado y ya ha empezado a recibir sus primeros huéspedes, viajeros que no han querido perderse la oportunidad de alojarse en un hotel de récords.

Aunque si no te animas a alojarte, siempre puedes visitarlo, este hotel como la mayoría de los rascacielos de Dubái, está abierto al público, puedes subir a tomarte una copa en su azotea y/o a cenar en sus restaurantes y así dejarte cautivar por las vistas que ofrece de la capital del lujo y la ostentación por excelencia, como califican muchos a la ciudad de Dubái.

 

La lucha por el récord

El hotel Gevora le ha arrebatado el primer puesto como el hotel más alto del mundo a su vecino el JW Mariott Marquis, pero es que este establecimiento había hecho lo propio con otro hotel, también localizado en el mismo distrito financiero, el Rose Rayhaan, de la cadena Rotana, que mide 333 metros.

Y es que en la ciudad de Dubái la lucha por los récords es incesante. Los arquitectos e inversores compiten unos con otros por diseñar edificios que batan cualquier tipo de récord mundial, porque en Dubái lo importante es el sitio que ocupas en este libro que recoge los mayores logros de la humanidad.

No hay que olvidar que la torre más alta del mundo, el Burj Dubái, conocida como Torre Jalifa o Burj Khalifa, se encuentra también en la ciudad de Dubái. Con 828 metros de altura, prácticamente duplica la del emblemático Empire State de Nueva York, que con sus 443 metros fue durante cuatro décadas el mayor rascacielos del mundo.

Y, de acuerdo con diversas fuentes, este título del Burj Dubái también sería momentáneo, dado que el gobierno de la ciudad podría estar preparando la construcción de una nueva torre, más alta, para continuar con este juego de récords de nunca acabar.

Fuere como fuere, si tienes pensado viajar a Dubái durante este año, agrega el hotel Gevora a la lista de imperdibles. ¡Te aseguramos que las vistas harán que la visita merezca la pena!

sildavia
93 540 59 21
618 10 81 47
Pide presupuesto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies