Avistar ballenas, la mejor experiencia de tu viaje a Sri Lanka

¿Siempre has soñado con poder observar de cerca a las ballenas mientras nadan en su hábitat natural? Tu sueño puede convertirse en realidad si optas por viajar a Sri Lanka, la isla en la que es posible avistar ballenas prácticamente durante todo el año.

 

Mirissa ballena azul

 

Mirissa, el hogar de las ballenas en Sri Lanka

La playa de Mirissa, también conocida como el santuario de las ballenas, está localizada en el extremo sur de la isla de Sri Lanka. Es famosa por su forma de media luna, su asombrosa fauna marina pero sobre todo por ser el hogar de las ballenas de Sri Lanka.

Y es que en esta playa es posible observar ballenas, delfines y otros cetáceos en su hábitat natural, siendo considerado uno de los mejores lugares del mundo para avistar estos animales.   Podrás ver ballenas azules, ballenas de Bryde, cachalotes, rorcuales comunes, diferentes  delfines, tortugas, el atún rojo y peces voladores entre muchas otras especies exóticas de peces.

Viajeros procedentes de países muy lejanos acuden año tras año a la playa de Mirissa para tener la oportunidad de ver de cerca a estos animales así como para relajarse y disfrutar de la tranquilidad y belleza de esta región.

 

curiosidades de sri lanka playas

 

¿Cuándo viajar a Sri Lanka para avistar ballenas?

Si quieres viajar a Sri Lanka para avistar ballenas, lo mejor es que lo hagas entre noviembre y abril, durante el verano austral, la época más cálida en esta región en la que las ballenas y delfines acuden en masa a esta playa para alimentarse. Sin embargo, si viajas en otra época del año a Sri Lanka también es probable que te encuentres con estos animales dado que hay algunas especies que suelen habitar en la región de manera ininterrumpida.

Los barcos que contratan los viajes organizados a Sri Lanka zarpan a primera hora de la mañana debido a que es la franja horaria en la que resulta más fácil avistar a los cetáceos.  Durante alrededor de cuatro horas surcan el mar en busca de ballenas, delfines y demás criaturas marinas.

Normalmente, las ballenas no suelen hacerse mucho de rogar, apareciendo a primera hora en la costa, aunque en ocasiones pueden tardar más en hacerse ver, en función de lo lejos que hayan tenido que desplazarse para encontrar comida.

Por lo que respecta a las probabilidades de avistar ballenas, estate tranquilo, son de un 95% así que es prácticamente seguro que en tu viaje a Sri Lanka puedas ver de cerca una ballena si visitas Mirissa.

 

¿Por qué viven tantas ballenas en Sri Lanka?

Un 95% de posibilidades es un porcentaje muy alto que solo se comprende sabiendo que en esta playa habitan un gran número de ballenas, pero ¿por qué en esta zona y no en otra? La razón es que Sri Lanka posee unas condiciones geológicas y climatológicas que atraen a estos animales.

Sri Lanka cuenta con más de 150 ríos que son alimentados por los dos monzones que frecuentan la isla y que provocan que casi siempre esté lloviendo en algún rincón de este país. Estos ríos van a parar al mar, llenándolo de plancton, caballa y sardinas, los alimentos preferidos de los cetáceos y el motivo por el cual se acercan prácticamente diariamente hasta la costa de Sri Lanka.

Esta costa alberga 27 especies de cetáceos, incluyendo seis de grandes ballenas. La más espectacular es la ballena azul, el animal más grande del planeta con sus 30 metros de longitud y hasta 180 toneladas de peso, que se encuentra en peligro de extinción. Acude  a esta región porque hay una enorme concentración de krill, su principal alimento.

 

ballena azul mirissa

 

Las ballenas de Bryde, que tienen este nombre en honor a un empresario ballenero noruego, son otros de los grandes cetáceos que habitan en Mirissa. Se tratan de ballenas barbadas o misticetos, es decir, que cuentan con láminas en la boca con las que filtran el alimento del mar. Su peculiar aspecto les ha llevado a ser consideradas como las ballenas más inusuales y por eso son unas de las más apreciadas en todo el mundo.

También se encuentra en estas aguas el cachalote, el nómada del mar por excelencia, que llega a Mirissa en busca de alimentos y de corrientes cálidas. Capaz de contener la respiración durante más de una hora, este depredador que puede comer casi una tonelada de peces y calamares al día es absolutamente impresionante no solo por sus dimensiones sino por su fuerza.

Aparte de las ballenas, en la costa de Mirissa también es posible observar a los tiernos delfines que realizan sus acrobacias muy cerca de los turistas, originando un espectáculo natural sin igual en el mundo entero.

__Viajar a Sri Lanka

_

Si te gustan los cetáceos, no dejes pasar la oportunidad de verlos de cerca y reserva ahora mismo tu viaje a Sri Lanka con nuestra agencia. ¡Podrás hacer tu sueño realidad!

sildavia
93 540 59 21
618 10 81 47
Pide presupuesto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies